Análisis de obras de arte contemporáneo donde los y las artistas trabajan desde el arte lo expuesto en este proyecto
15798
post-template-default,single,single-post,postid-15798,single-format-standard,bridge-core-2.4.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-22.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.3.0,vc_responsive

Análisis de obras de arte contemporáneo donde los y las artistas trabajan desde el arte lo expuesto en este proyecto

Desde el arte conceptual contemporáneo se ha trabajado bajo una premisa, siempre con independencia del estilo, mensaje o corriente, que Foncuberta acuñaba en la frase “Trabajar con la mentira para hablar de la verdad”. 

Desde el activismo feminista, podemos encontrar distintos y distintas creadoras que han trabajado en torno a la construcción del binomio heteronormativo, es decir, sobre cómo se crea y traslada a nuestro imaginario el género. 

Resulta interesante remarcar que, para este trabajo, estos y estas artistas son referentes, ya que reflexionaron desde otros márgenes lo mismo que aquí se expone. 

En el ámbito nacional, destacamos la obra de la artista Eulalia Grau Discriminació de la dona (1977), donde analiza el patriarcado y el capitalismo, elementos también presentes como objeto de estudio e investigación de este trabajo. 

En Discriminació de la dona, la artista usa imágenes de los medios de comunicación, grafismos que ordena para crear una narrativa, un discurso sobre su época y sobre la situación y la construcción del sujeto político mujer. 

Así, Eulalia interpela al espectador y a la espectadora, a la persona que mira, para que sea un espectador o espectadora emancipada y activa que establezca relaciones y significados. 

Del mismo modo, entre 1978 y 2010 Eugenia Balcells trabaja en su obra FIN, obra compuesta por más de cien fotografías en blanco y negro a modo de collage en base a imágenes de fotonovelas. 

Como en la obra de Eulalia, la yuxtaposición de las imágenes origina paralelismos y nuevas significaciones de las imágenes que hablan, trasladan e influyen en la consolidación de un modelo social. 

En la década de los 90 surgen en el panorama artístico español varios grupos importantes que trabajan con las herramientas del arte en los márgenes del feminismo; destacamos a Carmen y Ana Navarrete, María Ruido, Fefa Vila, Eulalia Valldosera o el colectivo LSD, entre muchas y muchos artistas que comenzaron en esta década a poner en práctica crítica estos discursos y generar en sí un movimiento. 

Pero, ¿todo ello surge de la nada? En eso se apoya la idea de la excelencia. Ana de Miguel y Teresa Alario indican: “Reconocer la genealogía, insertarse en ella, es desafiar uno de los códigos culturales básicos, la tendencia patriarcal a percibir cada obra, cada reivindicación de las mujeres,  como si saliera de la nada, de la pura excepcionalidad. Así nos las han enseñado, como obras deshilachadas y dispersas, huérfanas de una tradición propia”Aliaga J.& Bassas A. & Fernandez O. & De Haro N. & Mayayo P. & Peréz A. & Preciado P.& Tejeda I. &  De la Villa R. . (2013) (p.33)

Celia Amorós indica la importancia de la investigación feminista y Patricia Mayayo, en el mismo capítulo del libro Genealogías feministas en el arte Español 1960-2010, recoge la frase de Amorós: “ Recoger, seleccionar, antologizar {…}” Aliaga J.& Bassas A. & Fernandez O. & De Haro N. & Mayayo P. & Peréz A. & Preciado P.& Tejeda I. &  De la Villa R. . (2013)(p.37)

Se incide en este punto por trabajar entre los materiales seleccionados en los libros de geografía e historia, siendo obvio que los contenidos didácticos de los libros aplican un sesgo. Se trata de un tema recurrente desde los 90 que, en los últimos años, ha adquirido mayor empuje desde colectivos feministas y LGTBIQ, así como una demanda constante la actualización e inclusión de referencias y referentes plurales, un aspecto entroncado directamente con la ideología de cada editorial. 

En relación con lo anterior, se destaca la obra de Ana Navarrete Imprescindible para las mujeres (1994), donde trabaja con el espacio y la luz para hablar de la misoginia presente en la historia del arte. Así, analiza las obras de grandes artistas y referentes como Varda, Bourgeois, Horns, Abramovi, Rosler, Bengils, Goldin, Sterbak, Neshat, Fairdfeald o Stebber, enfrentadas en la pared contra el discurso de Magritte, ejemplo de esa misoginia en este campo de estudio. 

Siguiendo esta misma línea, Ana trabaja en el proyecto, que aborda en 2010, Nadie se acuerda de nosotras mientras estamos vivas, que se puede ver aquí.  

Boy Meets Girl (1978), de Eugenia Balcells, aborda, por el contrario, el modo en el que se teatraliza la puesta en escena de cada género y, por lo tanto, se condiciona el pensamiento. En esta pieza, las imágenes, extraídas de revistas y de la publicidad, se articulan como un juego donde se forman las parejas al azar, poniendo en jaque los arquetipos del comportamiento de cada individuo en relación con su género.

En 1971, Carl Sagan, junto con un astrónomo, y Linda Salzman, una artista especializada en ilustración, lanzaron al espacio la placa Pioneer, cuya concepción y objetivo consistía en mostrar a los extraterrestres cómo era la vida en la Tierra. En este caso concreto, no se trata de un referente artístico, sino de un objeto científico, pero, al igual que las imágenes analizadas en los libros de texto, resulta muy interesante analizar el subtexto. Él saluda, tiene voz, ella se sitúa un paso por detrás y muestra una actitud pasiva; asimismo, conviene señalar que él cuenta con órganos sexuales, mientras que ella no. 

También es interesante establecer una relación con la obra de Eva Lootz Lengua de tierra (1983), una pieza con lana, tierra, acero y parafina que crea una lengua para hablar de las mujeres que no han tenido voz, aquellas a las que no se les ha permitido hablar. 

Años más tarde, en 1996, María Ruido, realiza La voz humana, donde reflexiona sobre el mismo tema, la problemática de la ausencia de voces femeninas, recurrente a lo largo de la historia.  

Durante el análisis de los materiales, hemos encontrado referencias directas a la belleza heteronormativa, mujeres jóvenes, blancas y guapas, de manera que incluso las ilustraciones de las mujeres en el paleolítico las muestran peinadas y depiladas, algo extraño teniendo en cuenta que las mujeres, al igual que los hombres, son mamíferos con el cuerpo cubierto de vello.

Para abordar esta cuestión, es muy interesante recurrir a la obra de Yolanda Domínguez, que destaca por usar el humor como un puñetazo. En su Little Black Dress (2017) analiza cómo nuestro cuerpo ha de adaptarse a un único modelo limitante, la 38 europea.

Si seguimos analizando su obra, vemos que en su trabajo Poses (2011) examina cómo la mujer es representada, llevando esta representación al absurdo al descontextualizar las poses habitualmente usadas para fotografiarla. 

Así, en si toda la obra de Domínguez se aborda el molde sobre el que los cuerpos femeninos han de encajar. 

Una de las imágenes más recurrentes en los libros de texto muestra a las mujeres acompañadas por niños o niñas para aludir a los cuidados o a la maternidad. 

Elo Vega, artista visual y doctora en Bellas Artes por la Universidad de Castilla-La Mancha, cuya tesis versa sobre la escultura pública y la mujer, analiza en su texto A contrapelo. Las mujeres en los monumentos públicos de A Coruña cómo la escultura pública es usada como un elemento de manipulación.

En el ciclo de conferencias Profesores invitados dentro del Programa del fomento de Investigación (Facultad de Bellas Artes de Cuenca, 2016) comentó que, desde el año 2008, en España se habían instalado  en el espacio público más esculturas dedicadas a la maternidad que en todo el siglo pasado, algo que también recoge en otro de sus artículos, ¿Una violencia invisible? Las mujeres en los monumentos públicos

Es importante incidir en este aspecto, ya que en los libros de 1º de la ESO es habitual que cada vez que se representa a  una mujer se encuentre acompañada de niños o niñas o bien atendiendo a su cuidado, de manera que esa idea de asociar a la mujer con la maternidad se sigue manteniendo y potenciando, pues, como se ha visto en esta investigación, usar estas imágenes implica conceptualizar el cómo es la socialización de ese género, es decir, las funciones y acciones que han de desempeñar. 

Este tema ha sido tratado de forma recurrente por distintos y distintas  artistas contemporáneas. Mar Caldas, en su pieza Diálogo con un hijo ausente (1995), compuesta por catorce fotografías con texto sobre tela, borda frases instaladas en nuestro imaginario sobre la construcción de la maternidad y la ausencia de ella. Entre ellas,  rescato: “¿Por qué mi vida no tendría sentido sin ti?”. 

Un año después, Eulalia Valldosera saca a la luz I Mujer-Semilla, primera pieza de una serie lumínica que se engloba en el nombre Envases. 

En un ámbito más internacional, no  podemos dejar fuera a artistas como Cindy Sherman o Yasumasa Morimura, que se disfrazan, se travisten y se representan como otros, como personajes, y de ese modo han dado la vuelta al género.

También es muy interesante el trabajo de Adrian Piper, ya que aborda cuestiones como la raza. De hecho, si analizamos el subtexto de los libros de 1º de la ESO revisados, podemos observar matices racistas.

En este punto, debo referirme al ensayo Discriminación a través de las ilustraciones de libros de texto de Educación Secundaria Obligatoria en España, escrito por  Alon Lischinsky y Oscar A. Morales en el año 2008. En este trabajo nos remiten a un estudio realizado en Estados Unidos en 1986 donde se señala que, a lo largo de su etapa escolar, cada niño o niña consulta alrededor de un millar de libros; en 2003, el Ministerio de Educación y Cultura llevó a cabo un estudio sobre esta cuestión y obtuvieron como resultado que las lecturas que realizan una cuarta parte de los alumnos y alumnas de nuestro sistema educativo corresponden únicamente a las establecidas como obligatorias en la escuela, que, en su mayoría, se limitan a los libros de texto. 

Bien es cierto que estos estudios ya cuentan con unos años, pero las dinámicas se mantienen y es de vital importancia, tal y como queda presente en ese estudio, el calado de lo que leen y ven los y las niñas. 

Por consiguiente, retomamos de nuevo el porqué de iniciar este proyecto.

BIBLIOGRAFÍA

  • Aliaga J.& Bassas A. & Fernandez O. & De Haro N. & Mayayo P. & Peréz A. & Preciado P.& Tejeda I. &  De la Villa R. . (2013). Genealogías feministas en el arte español:1960-2010 . Madrid: This Side Up .
  • Barffusón R. & Revilla J. &  Carrillo C. (2010). Aportes feministas a la educación. Enseñanza e Investigación en Psicología, 15 (2), 357-376. Septiembre 8, 2020. ISSN: 0185-1594. Disponible en:   https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=292/292159800
  • De la Vieja, M. T. L. & De la Vieja, M. T. L. (2018). La mitad del mundo. Ética y crítica feminista. Madrid, España, Ediciones Universidad de Salamanca.
  • Díaz Á. (2006). La educación en valores: Avatares del currículum formal, oculto y los temas transversales. Revista electrónica de investigación educativa, 8(1), 1-15. Septiembre 8, 2020, http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1607-40412006000100001&lng=es&tlng=es.
  • Diz T. (agosto 2005). Aportes y críticas del feminismo a la semiología. En XIII CONGRESO NACIONAL de FILOSOFÍA, AFRA. AFRA, ROSARIO. Disponible en: https://www.aacademica.org/tania.diz/42 
  • Eguizabal, R., (2009). Industrias de la conciencia (Ed. rev.). Barcelona, Península.
  • Fraisse G. (1989). Musa de la Razón. Madrid : Cátedra .
  • Gómez Cruz, E. (2012). De la cultura Kodak a la imagen en la red. Una etimología sobre fotografía digital (junio 2012 ed., Vol. 1). Barcelona, España, Editorial UOC.
  • Heredero C. (2019). Género y coeducación. Madrid, CC. OO. enseñanza.
  • Ley 17/2015, de 21 de julio, de Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres. Comunidad Autónoma de Cataluña, DOGC núm. 6919, de 23 de julio de 2015, BOE núm. 215, de 8 de septiembre de 2015. Referencia: BOE-A-2015-9676
  • Lomillos M. (2019). Repensar la ontología de los fotográfico de Bazín sin el dictamen del índice . Revista de la Asociación Argentina de Estudios de Cine y Audiovisual , 20, 186-211.
  • López A. (2015). Tesis doctoral las mujeres que nos faltan, Análisis de la ausencia de las mujeres en los manuales escolares. septiembre 7, 2020, de Universitat de valéncia Sitio web: https://core.ac.uk/reader/71052960
  • Martínez F. & Amador L. (2010). Educación y desarrollo socio económico . Contextos educativos , 13, 83-97.
  • Monsalve L.& Pardo M. & Vidal Esteve, M. (2019). Pedagogía y cambios culturales en el siglo XXI. Repensando la educación. Barcelona, España, Ed. Octaedro.
  • Mulvey L. Placer visual y cine narrativo. Valencia: Centro de Semiótica y Teoría del Espectáculo. Documentos de Trabajo Eutopías 2ª época, 1988, 22 págs. (ISBN 84-89055-59-9). Versión castellana de Santos Zunzunegu
  • Querol A.. (2011). El papel de las mujeres en el origen de la humanidad . Septiembre 6, 2020, de Temas para debate Sitio web: https://webs.ucm.es/info/arqueoweb/pdf/7-1/querol.pdf
  • Rizvi, F. & Lingard, B. (2013). Políticas educativas en un mundo globalizado. Madrid, Morata.
  • Tiana A. (2009). ¿Puede ser el informe PISA un referente válido para valorar la equidad e igualdad de la educación en España?. En M.A. Santos (Ed.), Políticas educativas y compromiso social. El progreso de la equidad y la calidad. Barcelona, Octaedro, pp. 41-58.
  • Torres, J. (1998). El curriculum oculto (6ª ed.). Madrid, España, Morata.
  • Vega E. . (2018). A contrapelo. Las mujeres en los monumentos públicos de A Coruña. Septiembre 5, 2020, de Chan da Pólvora Editora Sitio web: https://elovega.net/a-contrapelo-as-mulleres-nos-monumentos-publico-da-coruna/
  • Wulf, C. (s.f.). Aprender por Mímesis. Recuperado 15 abril 2020 de http://www.mondialisations.org/php/public/art.php?id=13539&lan=ES